Proceso Constituyente.

Pensar la transformación desde abajo.

 

Ya nadie pone en cuestión el deterioro in crescendo del régimen constitucional del 78 y la consecuente necesidad de la puesta en marcha de un proceso constituyente que redefina el marco social y político de convivencia.

Así, la noción de ‘Proceso Constituyente’ ha adquirido plena actualidad, se ha convertido en noción común, sobre la que mucho se dice y se escribe. En concreto y sobre todo desde las organizaciones -viejas y nuevas- que luchan por una salida democrática a la crisis, avivadas por el calor y la energía del acontecimiento 15M.

INSCRIPCIÓN

Escribe a ncomuneszgz@gmail.com con tu nombre, apellido, teléfono de contacto y motivación para realizar el curso. 

Inscripción individual*: 30€

Inscripción becada: en caso de no poder costear la inscripción individual
Inscripción colectiva**: 60€ (3 personas)

*La puesta en marcha de los cursos de formación conllevan una serie de gastos. Por ello, piden a quienes asistís al curso colaborar con la financiación del mismo a través de las inscripciones:
**La inscripción colectiva se dirige a los colectivos y procesos participativos, da acceso a tres personas al taller.

Objetivos

Probablemente, la teorización más precisa de la noción de ‘Proceso Constituyente’ desarrollada en las últimas décadas desde el ámbito de la izquierda transformadora europea sea la de Toni Negri. Y es que decir Toni Negri es, de algún modo, designar la intensa historia de los movimientos revolucionarios que, de modo intermitente, han atravesado Europa desde los años sesenta del pasado siglo XX hasta nuestros días. Pero, qué duda cabe, decir Toni Negri también es nombrar una de las apuestas filosóficas más lúcidas de nuestro tiempo. Activista incansable y, probablemente, el intelectual crítico vivo más importante a día de hoy en Europa, sus aportaciones a las luchas sociales siguen resultando claves tanto a la hora de entender el turbulento mundo en el que nos movemos como a la hora de trazar estrategias efectivas del cambio político que deseamos.

Aprovechando la visita de Negri con motivo de la reedición por parte de la editorial Traficantes de Sueños de su libro ‘El Poder Constituyente’, Nociones Comunes Zaragoza organiza un curso a partir de algunos de los conceptos en torno a los cuales ha girado su trabajo, conceptos que han llegado a convertirse en herramientas indispensables para los actuales proyectos radicales de transformación social.

Sesión 1. Viernes, 20 de marzo a las 19h en el Aula Zaragoza del Centro de Historias (Pza. San Agustín, 2) 
Qué es el poder constituyente
Impartida por: José Luís Rodríguez García
Resumen de la sesión
Verdaderamente, deberíamos partir del Final que es donde Negri reafirma su posicionamiento antimoderno -que resulta ser, en verdad, la defensa de “otra” Modernidad. Lo que detectamos es la incisión negriana en la hipertrofia del poder constituido que reclama el silenciamiento del poder constituyente, es decir, de los movimietnos plurales e insubordinados que abogan por la uniformización de los compuestos de la multitudo, marginando así el desarrollo de su “potencia” virtual. A partir de esta básica consideración intentaremos rastrear los elementos fundamentales del posicionamiento antedicho -ciñéndonos especialmente en Maquiavelo y Rousseau, según las interpretaciones de Negri- para finalizar la conversación planteando alguna reflexión sobre la Multitudo y la Potentia.
Textos de referencia:
Del libro: El poder constituyente:
1)Capitulo primero: Apartado 3: De la estructura al sujeto; pag 46-59
2)Capítulo Segundo: Apartado 3: Ontología crítica del poder constituyente; pág 112-132
3)Capítulo Quinto: Apartado 1: Enigma roussoniano y tiempo de los sansculottes; pág 241-264
4)Capítulo 7: Apartado 1: “Multitudo et potentia”: el propblema; y Final: Más allá de lo moderno. pag 369-394
Sesión 2. Viernes, 10 de abril a las 19h en el Aula Zaragoza del Centro de Historias (Pza. San Agustín, 2)
Democracia: el poder de la multitud
Impartida por: Juan Manuel Aragüés
Resumen de la sesión:
El concepto de “multitud” ha desempeñado un papel relevante en el pensamiento antagonista. A pesar de que siempre se remita a Spinoza, es un concepto que es objeto de un encendido debate en la Modernidad, como puede verse en las polémicas que acompañan a la Guerra Civil inglesa del s. XVII. El concepto de es un instrumento fundamental para el desarrollo de una política materialista de la diferencia. El antagonismo ha pretendido siempre encontrar un sujeto político, al que creía poder encontrar constituido, o al menos delimitado, en la sociedad. Así, el tradicional sujeto revolucionario, la clase obrera, en su agotamiento a lo largo del siglo XX, dejó paso a otras referencias, como los estudiantes, las minorías étnicas, la mujer, el Tercer Mundo. Sin embargo, las teorías antagonistas contemporáneas, entre las que destaca Negri, apuntan a la necesidad de un proceso de construcción de ese sujeto, al que algunos denominan multitud. Los procesos sociales y políticos que estamos viviendo abundan en esta idea de un sujeto sin constituir y que se constituye en el desarrollo mismo del conflicto social.
Textos de referencia:
1)Del libro Commonwealth: el punto 3.3, Kairos de la multitud pag 177-188
2)De libro Multitud: el apartado 2, Multitud.
Sesión 3. Viernes, 17 de abril a las 19h en el Aula Zaragoza del Centro de Historias (Pza. San Agustín, 2)
Los comunes y la dispersión del poder
Impartida por: Ana Méndez
Resumen de la sesión:
Los comunes tienen tres aspectos: uno etimológico, en el que comparte la misma raíz que comunidad o comunismo; también es la expresión de deseos políticos que se enfrentan a las múltiples maneras en las que el capital nos despoja de riquezas y espacios; por último, es una forma de cooperación que está viva en muchas partes del mundo. De hecho, la privatización es una pequeña parte de la historia humana, tanto temporal como espacialmente. Desde el comienzo de la ofensiva neoliberal a finales de los años 80, los comunes surgen como un concepto capaz de presentar un alternativa a la idea totalizadora del neoliberalismo y la economía de acumulación capitalista de que “no hay alternativa” y, a la vez, establecer relaciones entre luchas dispersas y a menudo marginalizadas, creando un imaginario capaz de enfrentarse a ella. La Commonwealth de Negri y Hardt define los comunes, además, como pieza central de construcción del sujeto politico colectivo de la multitud.
Textos de referencia:
Del libro Commonwealth
1)Apartado 3.2 La lucha de clases de la crisis al éxodo pág 163-177
2)Apartado 5.1 Condiciones de la transición económica pag 269-285
3)De corpore 2: Metropolis. pág 255-269
4)Midnight Notes Collective, “Los nuevos cercamientos”. Buenos Aires: Theomai, núm. 26, julio-diciembre, 2012. Accesible online: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=12426097002

Conferencia:

Instituir la felicidad. Gobernar la revolución

Con Antonio Negri.

Cuándo:Sábado 18 de abril, 18 hrs

DóndeCentro Cívico Rio Ebro (edificio José Martí)

Participan: Antonio Negri, Luisa Broto, Pablo Lópiz y Guillermo Valenzuela

PRESENTACIÓN

«El Poder Constituyente» es a un mismo tiempo un manifiesto por la democracia radical, un excepcional libro de historia de las revoluciones en Occidente y un impecable tratado de teoría política. En él se plantean cuestiones cruciales para entender nuestro presente a nivel español y europeo, cuestiones que abordaremos con la profundidad y el rigor que el propio Negri despliega en el libro. Con ello tendremos la oportunidad de analizar los cambios y mutaciones que operan en el corazón del tiempo y en las luchas históricas. Y tal vez, pensarnos a través de ellas el futuro que nos espera.

Nuestro presente obliga a pensar la democracia con el máximo de radicalidad. Para ello debemos defender la política como campo abierto, como lugar de experimentación y ruptura, como espacio de profundización en la distribución del poder. El horizonte abierto por un más que probable proceso constituyente obliga de nuevo a pensar la política como un espacio de creación y en movimiento. En todo ello, la expresión directa y la potencia de transformación son el reflejo de un deseo multitudinario de justicia. Cuando la ilusión se hace revolución -diría Negri-, el poder constituyente se convierte en el motor para cambiar el estado de las cosas, de los ordenamientos políticos y de la estructura de poderes existentes.

Por primera vez desde la caída de la dictadura vivimos un momento de este tipo. Avanzamos en estos años una fuerte corriente de radicalización democrática que supera y desbarata y descompone todas las formas de Estado. Sin embargo, nadie debería caer en la trampa de asimilar el poder constituyente a una forma institucional dada o a una norma jurídica, como tampoco deberíamos pensar que la relación constituyente-constituido se resuelve por medio de sistemas de representación, por muy perfectos que estos pudiesen parecernos.

El poder constituyente es -tal y como nos describe Negri- extraordinario, singular e irrepresentable, pues reabre permanentemente el ordenamiento jurídico constituido. Características que no hacen sino abrir muchos de los interrogantes que nos plantearemos en el curso.

¿Dónde reside ese poder, cual es su sujeto soberano?¿Qué hace que toda esa potencia de transformación se cierre en un ordenamiento concreto? ¿Cómo estas fuerzas constituyentes puedes verse capturas por la máquina de la representación, por el fantasma de la unidad, por el partido? ¿Cómo se habita la contradicción entre la necesidad de que la transformación se haga «realidad»/»praxis» y no se convierta en un Poder constituido? ¿Es su única salida una revolución permanente?

El poder constituyente de Antonio Negri

En un momento de puesta en cuestión del régimen constitucional del 78, cada vez más se habla de la posibilidad de un “proceso constituyente” que redefina el marco de convivencia, reclamado sobre todo por las nuevas organizaciones que luchan por una salida democrática a la crisis, avivadas por el calor y la energía del 15M.

En este contexto, las nociones trabajadas por Negri en esta obra cobran plena actualidad. Para el autor, el poder constituyente no se puede reducir a un mero acto reflejo de la sociedad que aspira a encerrarse en nuevas normas constitucionales y jurídicas. Lo constituyente es una fuerza radicalmente democrática, reflejo de la potencia de la multitud, una invitación a mantener abierta la tensión revolucionaria. El poder constituyente es la energía popular e intelectual de las grandes tradiciones antagonistas –republicana, democrática, comunista– y de los grandes episodios revolucionarios de la Edad Moderna –Revolución Inglesa, Revolución Americana, Revolución Francesa, Revolución Bolchevique– que buscan destruir los mecanismos de exclusión, pobreza, explotación y sometimiento inherentes al capitalismo.

Antonio Negri es catedrático de doctrina del Estado en la Universidad de Padua. Colaboró activamente en los debates y las luchas obreras de la izquierda radical italiana durante las décadas de 1960 y 1970. Entre sus obras cabe destacar: Las verdades nómadas(1985, con Felix Guattari), Marx más allá de Marx (2001),La forma Estado (2003) y la trilogía Imperio –Imperio Multitud yCommonwealth (2000, 2004, y 2009)– coescrita conMichael Hardt.

 

Encuentro  entre el vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia Álvaro García Linera y el filósofo Antonio Negri  en Barcelona